Los almácigos son el primer paso a la hora de montar un huerto, una herramienta excelente para los hortelanos porque permiten sembrar sus propias hortalizas y favorecer la germinación de las semillas.

1. Colocar Tierra en Maceteros o un cajon. Debe tener perforaciones para que escurra el exceso de agua.

2. Sembrar en forma regular y espaciada. Cubrir la semilla de hortaliza con una delgada capa de tierra fina.

3. Regar permanentemente en forma de lluvia fina con el fin de mantener siempre húmedo el suelo.

4. De ser posible cubrir el recipiente con un plástico o vidrio hasta que las semillas germinen.

5. Cuando la planta tenga 4 hojas trasládela al lugar definitivo, donde tenga el espacio adecuado para el crecimiento.

6. Al plantar recuerde verificar la distancia entre hilera y sobre hilera que viene indicada en los sobres según la especie que eligió.

 

Fuente: www.anasacjardin.cl