Le falta luz

La forma en la que una planta toma energía es mediante la fotosíntesis: recibe luz y emite CO2. El círculo de la vida de estos seres. Si no tienen luz suficiente las hojas comienzan a amarillear. En muchas ocasiones, las luces artificiales no son suficientes.

La solución: Incrementa la luz mediante HID (Hight Intensity Discharge). Los LED son decentes pero no son lo mejor (aunque posiblemente mucho más asequibles), también consumen menos energía.

Le sobra o le falta agua

El ciclo vital de la marihuana es de periodos secos con otros húmedos. La chlorosis (el color amarillo de la planta) aparece cuando le sobra o le falta agua.

Aunque suene como una obviedad riega cuando haga falta, retira cuando sobre. Pero para poder saber cuándo toca qué lo mejor es aprender con mucha práctica pues este tipo de necesidades solo pueden ser aprendidas mediante conocimiento directo.

pH en desequilibrio

El hidrógeno potencial o pH mide la alcalinidad o la acidez del suelo de la planta. La escala va del 1 al 14 siendo el 7 neutral, el 1 muy ácido y el 14 muy alcalino. El pH debería situarse entre el 6-7 en suelo y 5.5-6.2 en hidropónico. La única manera de saber cómo está el suelo es mediante un medidor de pH. Hazte con uno. Una vez que determines qué le falta añade los nutrientes necesarios para equilibrar la alimentación.

Deficiencia en los nutrientes

Las deficiencias de nitrógeno y hierro suelen ser las más habituales en las plantas. Ambas causan que las plantas amarilleen, aunque esto también podría ser por otro tipo micronutrientes necesarios.

Lo mejor por lo general es dar de comer a la planta un concentrado de nutrientes alto en nitrógeno. Lo habitual es usar botellas NPK (nitrógeno (N), fosforo (P), y sodio (K)). Elige uno que sea potente para comenzar: suelen ser los que están pensados para el “crecimiento” y no aquellos que se usan para “florecimiento”.

SOLUCION

Poner las plantas en un lugar iluminado y rotarlas de posición para que todas las hojas reciban luz.

No significa que la luz sea sol directo. Un sitio iluminado natural o artificialmente  puede ser la solución a las plantas que han sufrido falta de horas de luz. No expongas plantas de interior a un baño sin luz, recuerda que son seres vivos y requieren hacer fotosintesis para poder vivir.