Pequeños insectos chupadores que se alimentan de la savia de las plantas. Se les reconoce por su cuerpo globoso y blando, variando de colores entre verde, café y negro. En el dorso posterior de su abdomen posee un par de cornículos por donde expulsan una sustancia azucarada que les sirve de defensa. Prefieren tejidos tiernos,  por eso se encuentran preferentemente en los brotes nuevos de hojas, botones florales de plantas y arbustos.

 

Daños

Provocan un daño mecánico por la penetración del estilete y por la succión de savia produciendo una  mielecilla, debilitamiento de la planta, deformación de frutos y hojas y decoloración. Además, son vectores de virus, favorecen la apareción de Fumagina y atraen a las hormigas.

No solo afectan a la planta absorbiendo la savia de la misma sino que tienen el poder de guardar en sus cuerpos restos de virus obtenidos por aquellas plantas que se encuentran enfermas, por esta razón muchas otras plantas que son sanas quedan contaminadas ya que los pulgones al morder el tallo u hoja termina transmitiendo todas aquellas baterías que producirá la enfermedad en la planta.

Como se habrá mencionado en algunas ocasiones, los pulgones tienen la tendencia de atacar a todo aquello que se considera débil en un planta, en este caso serias los frutos en crecimiento o los considerados brotes, los tallos débiles que permiten la entrada de las tenazas de las bocas de esta plaga y las hojas.

Los pulgones segregan un tipo de baba o liquido meloso en el momento que están alimentándose de las plantas, como si estuvieran anunciando a otros insectos cuál es su territorio. Pero las consecuencias de este tipo de líquido es la aparición de las denominadas hormigas negras, las cuales se convierten en compañeras de este insecto ya que sus segregaciones son bastantes dulces, atrayendo a las hormigas rápidamente llevando a las plantas a una muerte más rápida y segura. El pacto que ocurre entre estas dos especies se torna muy sencillo, las hormigas eliminan cualquier tipo de depredador que pueda eliminar al pulgón siempre y cuando que las mismas sigan produciendo las tan denominada melaza.

En algunas ocasiones los pulgones segregan un hongo en las hojas que se denomina negrilla, lo cual causa un daño muy fuerte en las plantas ya que hace que la fotosíntesis no se pueda producir en ellas, haciendo que las mismas no realicen su proceso natural dañándolas de adentro hacia afuera.

Control

Para un control efectivo de esta plaga, los productos deben ser aplicados procurando una completa cobertura de la planta. Como cada clase o especie de pulgón es limitada en el rango de plantas que atacan, se debe aplicar el producto sólo en las plantas infectadas o en las cuales se visualiza el insecto.

Fuente

  • https://www.anasacjardin.cl/
  • https://www.jardinedia.com/combatir-pulgon-evitarlo-eliminarlo/